Precauciones para un verano 10 con niñ@s

0

Precauciones para un verano 10 con niñ@s

Estamos apunto se estrenar la temporada de verano. Vacaciones, sol, playas, piscinas y todo tipo de actividades al aire libre. Una época para todo tipo de planes en familia. Como el  parque acuático flotante que van instalar en la Playa de Gorliz  durante Julio y agosto y  que nos contaban hace unos días desde Deia

Así que para disfrutar, a tope sin que tengamos un disgusto, aquí van algunos consejillos que vale la pena recordar:

Con el sol:

Los niñ@s son mucho más sensibles que los adultos a las radiaciones ultravioleta. Los expertos dicen que “los primeros 20 años de vida es el periodo en el que más influye en el envejecimiento cutáneo y en el desarrollo de cáncer de piel en la edad adulta”.

Los bebes hasta el primer año de vida no deben ser expuestos a la luz solar directa y a partir de entonces no olvidéis, gorro, gafas de sol, ropa y protección solar. Evitar la exposición prolongada al sol y buscar zonas de sombra o sombrillas para jugar a ratos.

Elegir el factor de protección solar adecuado para nuestro tipo de piel. Recuerda que en caso de duda es mejor pecar en exceso que en defecto!!.

En la piscina y la playa:

Todos los años oímos noticias de accidentes en las piscinas y las playa.

No dejes sin vigilancia los niñ@s cuando vayáis a la playa o piscina y si son pequeñ@s o no saben nadar ponles los manguitos o chalecos aunque estén fuera del agua. Que aprendan a nadar cuanto antes puede ser una medida de prevención importante.

Cuidado con las caidas, recuérdales que es mejor no correr por los bordillos de las piscinas porque hay riesgo de resbalones.

Evita que se tiren de cabeza en sitios con poca profundidad o con rocas, para evitar golpes que pueden ser muy peligrosos.

A la hora de entrar al agua, cuidado con los cambios bruscos de temperatura son muy peligrosos. Viene bien mojar al niñ@ la tripa, el pecho, las muñecas y la nuca.

El calor:

Manten a los niñ@s frescos e hidratados. Agua, zumos frescos o las frutas con alto contenido de líquido (como la sandía o la mandarina, que además son dulces) están genial.

En el caso de los bebés  con la lactancia materna, no es necesario añadir otros líquidos. Sin embargo, es muy importante no taparlos en exceso para que no sufran un golpe de calor.

Y lo mejor de todo, un poco de sentido común y a disfrutar!!!

 

Foto: Deia

Compartir.

Deja tu respuesta