Vaya Rabieta, un cuento para trabajar los enfados

0

Vaya Rabieta, un cuento para trabajar los enfados

 

Este cuento de Mireille d´Allancé es  una buena herramienta para aprender a controlar los enfados. Para niños y niñas a partir de tres años. Gracias a sus dibujos y colores consigue mantener la atención de los pequeños y pequeñas, mientras aprenden.

Es imposible evitar que los niños y niñas se enfaden. Lo que es posible, es que les hagamos entender que enfadarse en determinados ocasiones es normal, que nos pasa a todos, pero que podemos evitar que el enfado nos controle antes de que hagamos cosas que nos hagan daño a nosotros y a los demás.

A través de esta historia sencilla y cotidiana, el niño o niña comprueba que esa cosa que se desata cuando nos enfadamos puede ser muy destructiva, porque el protagonista ve el descontrol observando, impactado por lo que pasa (esto favorece,  la toma de distancia y por lo tanto, la reflexión: “Mira lo que sucede si no controlas tu enfado”). En la medida en que aprende a darse cuenta, la ira disminuye.

Podemos apoyar la lectura del libro con alguna actividad, como: mientras pensamos en algún enfado que hemos tenido, dibujar en un papel un garabato rápido y fuerte (con alguna pintura que no se rompa fácilmente), lo podemos acompañar, si queremos, con la voz, para dejar salir el enfado y al final romperlo en pedacitos para expulsar los restos rabia que queden dentro. Es muy liberador!!!

También, podemos ayudarles a  soltar la rabia o enfado, cuando lo tengan, a través de un objeto, como en un cojín, peluche o similar, que pueden tirar o estrujar con fuerza, en esos momentos en los que necesitan expresar ese enfado y todavía no son capaces de controlarlo.

Otra formula muy buena, puede ser saltar por el pasillo o correr si estamos en la calle. Puedes acompañarle y acabar dándoos un fuerte abrazo.!!!

 

cuento-vaya-rabieta

Compartir.

Deja tu respuesta