Igela Adi: Centro de Mindfulness para familias, niños, niñas y adolescentes en Bilbao

0
  • Igela Adi: Centro de Mindfulness para familias, niños, niñas y adolescentes en Bilbao

Quienes son:

Igela Adi Mindfulness son Elixabete Eizaguirre y Susana Marañon.
Ambas instructoras de mindfulness para niñas, niños, adolescentes y jóvenes certificadas por la Academie voor Mindfulness Teaching – AMT. La internacional Academie voor Mindful Teaching fué fundada por Eline Snel hace unos años en Holanda, para entrenar a profesionales del sector de la salud (mental) como psicólogas, pedagogas, y profesionales de la educación como profesores en el Method Eline Snel©, conocido anteriormente con el nombre ¡La Atención Funciona!’ del mindfulness para niños niñas adolescentes y jóvenes a lo largo del todo el mundo: Holanda, Bélgica, Francia, España, Hong Kong y recientemente en Uruguay, Chile…
Eline Snel lleva trabajando como terapeuta e instructora independiente desde el año 1980. Como instructora certificada en mindfulness y de compasión lleva muchos años impartiendo clases a adultos, niños y jóvenes ,y es desde ahí donde ha desarrollado este método completamente basándose en su práctica. (elinesnel.com)
Ademas mencionar expresamente que es la autora de dos libros para niños y sus padres de referencia en el ámbito del Mndfulness: ‘Tranquilos y Atentos como una Rana’ (2012) y ‘Respirad’ (2014). De ‘Tranquilos y Atentos como una Rana’ se han vendido más de 200.000 ejemplares en 27 países y desde hace poco podemos encontrarlo en euskera, en nuestras librerías.
Nuestro recorrido profesional se complementa siendo ambas Psicólogas especialistas en Psicoterapia EMDR y además , Elixabete es Coach Senior certificada por la Newfield Consulting y Susana, Pedagoga por la Universidad de Deusto, teniendo las dos, un gran recorrido en la infancia y juventud tanto en el ámbito de la educación formal como en el no formal.
Su centro se encuentra en Bilbao, concretamente en la calle Lutxana numero 6. Cuentan con dos espacios conectados entre si, para poder practicar Mindfulness de manera individual o en grupos reducidos.

✓ ¿Por qué se les ocurrió esta idea destinada a txikis?

Desde su propia experiencia en la práctica del mindfulness a nivel individual siendo ya adultas, junto con sus recorridos profesionales con la misma población pero en ámbitos de trabajo diferentes pero complementarios, la vida les “juntó” en la formación como instructoras del Método Eline Snel hace ya mas de un año en Gerona junto con la cariñosa presencia de Eline Snel, la de su hija Anne, y la de los instructores de la AMT – España (Elisenda y Joost) y de sus compañeras de la primera promoción que se realizaba desde la AMT- España.

De ese encuentro nació una gran amistad entre las dos y una apuesta en común por seguir trabajando con la infancia y adolescencia desde otro lugar.

Un lugar especial, individual, respetando y reconociendo a cada niño, niña, adolescente, joven y adulto que tienen enfrente .

Un lugar desde el que les acompañan a cada niño, niña, adolescente y joven a que cobren consciencia de la respiración, del mundo físico, de su vida interna y desarrollar habilidades atencionales, habilidades que les acompañaran toda la vida.

Para ellas, el ofrecer desde edades bien tempranas  un acercamiento a la practica del mindfulness, ser capaces de enseñarles con un método que funciona, ya que la experiencia así lo avala, es un gran valor que quieren hacer llegar a las familias bilbaínas …y alrededores. 😉

 

✓ ¿Por qué les puede venir bien a los y las txikis el mindfulness?

Las niñas, los niños, adolescentes y jóvenes suelen estar demasiado ocupados y ocupadas, al igual que los adultos, y tienen un nivel alto de estrés.

Muchos no pueden dormir, les cuesta concentrarse y a menudo se sienten intranquilos e intranquilas. Tienen la cabeza llena de dudas que no pueden expresar ni compartir.

El botón de inicio para comenzar la actividad funciona de maravilla y les pone rápidamente en movimiento generando acciones o respuestas inmediatas, pero ¿qué pasa con el botón de pausa ?, ¿cómo parar y ser conscientes de lo que sienten antes de responder?

Gracias a su contacto con el Mindfulness desde la niñez o la juventud, aprenderán a observar y concentrarse mejor, estar en contacto con su cuerpo, calmarse y establecer unas respuestas mas reflexivas a lo que acontece.

El mindfulness o el entrenamiento de la atención enseña a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes a “sentarse en silencio como una rana” y notar donde está su atención en este momento: en la respiración, en el movimiento de los brazos y piernas, en la bronca de esta mañana en casa que aún les está dando vueltas en su cabeza….
Niños, niñas, adolescentes y jóvenes, aprenden a parar, recobrar el aliento y centrarse en lo que ocurre en su mundo interior y también en el mundo de afuera, al practicar la atención consciente (mindfulness).
Esto, les permite expresar qué es lo que necesitan, reaccionar de manera menos intensa a los impulsos y concentrase mejor; por lo que, dicho en otras palabras, la práctica de la atención consciente, mejora su desarrollo académico y socio-emocional.
Desde esta nueva perspectiva, podrán ser más amables con ellos mismos y con los demás abandonando conductas violentas, destructivas o intimidatorias. En esta línea, las situaciones de acoso escolar o bulling , por tanto tienden a ir desapareciendo.

✓ ¿A partir de qué años es? ¿Todos los niños y las niñas pueden hacerlo?

Este programa de entrenamiento de Mindfulness es de 8 a 10 semanas de duración, y es un programa equilibrado, divertido, efectivo, basado en la evidencia y pensado para cuatro grupos de edades.
Grupo 1. El entrenamiento de la atención para niños y niñas con edades comprendidas entre los 4/5 y 7/8 años es de 1 hora semanal durante 8 semanas.
Grupo 2. El entrenamiento de la atención para niños y niñas con edades comprendidas entre los 7/8 y 11/12 años es de 1 hora semanal durante 8 semanas.
Grupo 3. El entrenamiento de la atención para niños y niñas con edades comprendidas entre los 11/12 a 15/16 años es de 1h30 durante 10 semanas.
Grupo 4. El entrenamiento de la atención para niños y niñas con edades comprendidas entre los 15/16 a 19/25 años es de 1h30 durante 10 semanas.
Durante estas semanas, se formará a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes en “aprender” a estar atentos y atentas, en conocer y gestionar sus emociones, sentimientos y pensamientos y en la comunicación y la escucha.
Todo esto será dirigido por una instructora mindfulness certificada por la Academie voor Mindfulness Teaching – AMT.

 

✓ ¿Está especialmente indicado para algún tipo de niño o niña en especial?

 

Para ellas, cualquier niño y cualquier niña es beneficiario y beneficiaria de nuestros entrenamientos así como de la práctica de la continuidad en el tiempo.

A partir de los 4 años siempre será un buen momento para que se inicien en la práctica del Mindfulness de una manera mas equilibrada a través del programa de entrenamiento y la mantengan después, en su día a día con la práctica continuada.

Tanto las niñas y niños que presentan alguna dificultad en el ámbito académico, o quizás le cueste concentrarse, o quizás ….poner atención, como los y las que no, emprenderán un proceso de entrenamiento que les facilitará recursos para gestionar de la mejor manera posible los retos del día a día y que se lo llevarán para toda su vida.

 

✓ ¿Qué se trabaja de manera especial?

La práctica del Mindfulness enseña a los niños, las niñas, adolescentes y jóvenes habilidades vitales que les ayudan a calmarse y tranquilizarse, a cobrar conciencia de su experiencia interna y externa, a imprimir una cualidad reflexiva a sus acciones y en sus relaciones.

Cuando aprenden a ser conscientes del impacto de sus palabras y acciones, tienden a tener en cuenta también a los demás a la hora de establecer objetivos y planificaciones, y es más probable que sean más bondadosos consigo
mismos y con el resto, en momentos de fracaso real o percibido.

 

✓ ¿Qué caracteriza al método Eline Snel?

Este método, ha demostrado ser adecuado tanto en la escuela como en instituciones públicas como en la práctica privada.
Es un método que ha sido probado y evaluado ampliamente no sólo en centros escolares de Holanda, sino también en Bélgica, Francia y Hong Kong, siendo España, la última en sumarse.
El método comenzó a desarrollarlo Eline Snel en 2008 como consecuencia directa de las observaciones y preguntas de 12 directores de escuelas de una región de Holanda, en concreto la región Eemland, y tras una serie de conversaciones y de trabajo coordinado con Jon Kabat Zinn, profesor norteamericano, que diseñó el programa Mindfulness Based Stres Reduccion (MBSR) para adultos.
Para conseguir llevar la atención a nuestra respiración de manera consciente, os proponemos un método de entrenamiento sencillo, sistematizado, adaptado al momento evolutivo de la edad del o de la participante y que tras su finalización, lo puedan incorporar en su día a día de una manera cómoda y muy natural.
En la actualidad, podemos afirmar con certeza que el método de Eline Snel es un MBSR para niños, niñas, adolescentes y jóvenes.

 

✓ ¿Qué consiguen con este aprendizaje?

Gracias a la tranquilidad que sentirán en sus cuerpos y mentes, su capacidad de concentración y aprendizaje mejorará.
Aprenderán a poner el foco de atención en el aquí́ y el ahora, en lo que está pasando en el momento, lo cuál favorecerá́ su concentración y su capacidad para dar una respuesta meditada.
Las niños, niños, adolescentes y jóvenes dejaran de sentirse superados por los problemas y, en lugar de ello, se centrarán en encontrar soluciones.
A través del entrenamiento y la practica, se sentirán más seguros y seguras y conseguirán adaptarse mejor a los distintos entornos y a las exigencias de cada momento.
Como consecuencia, no
sentirán fracaso, desbordamiento o inseguridad tan a menudo.
Aprenderán a mostrar compasión, paciencia.
Desde esta nueva perspectiva, podrán ser más amables con ellos mismos y con los demás abandonando conductas violentas, destructivas o intimidatorias.
Las relaciones consigo mismos, con la familia, en el centro escolar y en el grupo de amigos y amigas mejorarán de forma palpable.
RESUMIENDO….
Los cambios de humor disminuyen de forma significativa y lo mismo ocurre con el miedo que puedan sentir.
Los niños, las niñas, adolescentes y jóvenes se sienten mejor físicamente y anímicamente frente a la actividad cotidiana.
Les gusta asistir a las sesiones de entrenamiento y desean practicar en casa lo trabajado en las sesiones.
La familia puede acompañarles durante el proceso utilizando los libros que hay disponibles para ello.

✓ También hacen talleres para aitas, amas y profesorado…

Su enfoque para estos casos es…
En su práctica con los más txikis y adolescentes, hemos escuchado a mas de una ama y de un aita expresar “…y algo así, para mi?…no hay?. Ya que me vendría fenomenal (…) aunque sería muy difícil encontrar un lugar tranquilo sin muchas distracciones y meditar, verdad? ”
Reflexiones de este estilo que les hacen las amas y las aitas en voz alta cuando les conocen, les hacen ser conscientes de que las amatxus y aitatxus son personas que no solo crían a sus hijos e hijas, sino que también trabajan, tienen sus espacios de encuentro con sus iguales, quizás cuiden además a algún otro familiar, acuden a reuniones en los centros educativos, preparan desayunos, comidas, meriendas, cenas, organizan la dinámica de la casa, llevan y recogen del colegio , llevan y recogen de los entrenamientos, llevan y recogen de las clases particulares…su vida está tan ocupada que en ciertos momentos, parece muy costoso que encuentren un lugar tranquilo para meditar , aunque sea por un breve periodo de tiempo.
Siendo conscientes de esta realidad, os invitan a que sea cual sea el numero de hijos e hijas y de las responsabilidades que tengan, que se acerquen a Igela Adi y  consulten cómo pueden aprender a practicar Mindfulness y luego aplicarlo a su vida cotidiana, ya que su propia experiencia muestra que siempre hay, a lo largo del día, tiempo para meditar, aunque para descubrir dónde y cuándo, hay que ser a veces muy creativo.
Desde Igela Adi, en el caso de los padres y madres, ofrecen sesiones de práctica de Mindfulness para que tengan la experiencia de vivir y conocer aquello que están haciendo sus hijos e hijas desde la practica del Mindfulness. Esto es, de ver la experiencia de la vida, tal cual es, sin carga emocional, sintiendo nuestra experiencia tal y como se presenta, sin analizarla, al menos, por el momento. Esto, para muchos de los adultos, no es fácil ya que implica aquietar nuestros pensamientos, emociones y reacciones para poder recibir y ver claramente la información del mundo exterior e interno, sin el filtro de las ideas preconcebidas, únicamente centrando sencillamente su atención en la respiración.
Y es desde esta vivencia personal, desde donde los aitas y amas pueden reconocerse y empezar a caminar por la senda de la consciencia plena, de la amabilidad, de la compasión y, desde ahí, establecer una relación, quizá diferente, consigo mismos y con sus hijos e hijas. Pudiendo hablar de convertirse en una familia Mindful.
Si además como familias se acercan  con el deseo de tener una experiencia Mindfulness en familia, también ofrecen la posibilidad de hacer talleres de Mindfulness en familia con hijos e hijas entre 0 y 12 años.
Con los profesores y profesoras, proponen que se acerquen  y tengan personalmente la experiencia Mindfulness para luego desde su práctica, acompañen a sus alumnas y alumnos en los centros escolares, junto con su trabajo como facilitadoras de grupos de alumnos y alumnas en las aulas o en espacios fuera de horas lectivas, dentro de centros escolares, y en AMPAS.
La realidad que viven las profesoras y los profesores, nos muestra que ellas y ellos tampoco pueden evitar el estrés, la ansiedad y ciertas conductas disruptivas dentro y fuera del aula por parte de sus alumnos y alumnas. Desde Igela Adi queren  recordarles que sí pueden darse cuenta de su “piloto automático” ante la vivencia de ciertas situaciones en el aula y de que pueden evitar que se sientan arrastrados por las mismas, dejando de responder desde la frustración, el castigo, enfadándose o acusando.
Como se hace esto? Dando lo que ellas llaman “un paso hacia atrás”, colocándonos desde la plena presencia y atención, sin reaccionar inmediatamente y observando con atención todos los indicadores de tu mundo interior que se activan ante lo que está sucediendo. Desde ese nuevo lugar, que da la práctica diaria del Mindfulness, respondes de una manera diferente a la situación a la que te enfrentas, siendo mas amable y comprensivo, sin olvidarte de los limites. Es desde la práctica del mindfulness, cuando se empiezas a ser consciente de que lo que complica muchas veces la vida, no es tanto la situación, sino nuestra reacción a la misma.

Compartir.

Deja tu respuesta